Mis protagonistas y Terry Pratchett

Cuando era pequeña, solía asaltar la biblioteca de mi hermano mayor. Él tiene trece años más que yo pero, de los cuatro vástagos Campos, era al único al que le gustaba leer tanto o más que a mí. Por eso, cuando se acababan mis libros, iba a su cuarto y le preguntaba cuál me podía dejar. Imagino que no le debió resultar fácil encontrar lecturas adecuadas para una cría. Aún así, siempre lo conseguía.

Un día, me dio un libro que se llama Ritos Iguales. Y ahí empezó todo.

Álex, creo que no eres consciente de lo que hiciste por mí ese día, así que aprovecho para agradecértelo y explicártelo con este post. Y, a todos los demás, también.

El libro que lo empezó todo

Ritos iguales es la tercera novela de la Saga Mundodisco de Terry Pratchett. El título original, Equal Rites, suena como “Equal Rights”, es decir, igualdad de derechos.

Creo que, con esto, ya se ve por dónde por dónde va la cosa. Pero os voy a hacer una pequeña sinopsis del libro para entendáis la intencionalidad del título.

Imaginaos a un mago que se está muriendo. Su instinto le dice que, no muy lejos, ha nacido un octavo hijo de un octavo hijo. Un posible sucesor. Camina por el bosque hasta que da con él y le da su cayado segundos antes de morir. No se da cuenta de que el bebé es una niña hasta que es un espíritu. Y, ups, existen magos, pero no magas.

Afortunadamente, esa criatura tiene a su lado a Yaya Ceravieja, una bruja que la instruye como tal. Sin embargo, la vieja pronto es consciente de que la magia de la niña es diferente a la suya, por lo que decide llevarla a la Universidad Invisible, donde estudian los hombres para ser magos.

Soy consciente de que muchos piensan que una historia de brujos y magos es infantil. Y sí, puede serlo. Pero si dejamos a un lado el esnobismo típico de la crítica literaria y nos enfrentamos al libro, nos encontramos con una novela satírica y profunda que utiliza elementos fantásticos para explicar el mundo.

Al acabar esta historia, decidí que Terry Pratchett sería mi autor favorito. Hoy sigue siéndolo, y lo será hasta que me muera. Pronto sabréis por qué.

Las historias de mi infancia

Dejemos en el arcón de nuestra memoria a esa Carla preadolescente con Ritos iguales en las manos y demos un salto al pasado. Vamos a buscar a la Carla de cinco, seis, siete años.

A mini Carla le gustaba ver en bucle películas de Disney, como Merlín o Robin Hood. Para quien no las haya visto, son dos clásicos de dibujos animados. En la primera, un jovencísimo Arturo arranca la espada de la roca y Merlín le ayuda a convertirse en Rey. En la segunda, un zorro, Robin Hood, roba el oro del Rey para dárselo a sus amigos, los pobres.

tumblr_n166cj3lyp1s9lrszo1_500

Eran las películas favoritas de mini Carla. Quería ser como ellos eran: valientes, luchadores, ¡magos! Y, a veces, se preguntaba por qué no había niñas que pudieran sacar espadas de piedras y robar a reyes. Así que se desquitaba jugando a Pressing Catch con otro de sus hermanos, pero ese es otro tema.

Y ahora, volvamos a mis doce años

Hasta ese momento, las mujeres activas eran la excepción en mi pequeño y limitado mundo. Puedo recordar a Pipi Langstrum, La Bruja novata y Mery Poppins. Nada más. Aún así, no sé por qué, eran figuras que no me dejaron una huella tan profunda para querer ser como ellas. A mí me gustaban Goku, un niño extraterrestre, con cola de mono, que tenía muchísima fuerza y podía ganar cualquier pelea, y el Príncipe Ali, de Aladdin. Eran personajes divertidos, con una personalidad arrolladora y que salvaban a todo el mundo. ¿Por qué iba a fijarme en niñas que cantaban a los pajaritos cuando podía ser como ellos?

Y de repente, ¡boom! En mis manos tenía la historia de una niña de mi edad, que hasta se parecía a mí en lo físico. Y que hacía magia. Y era tan poderosa y lista que el destino de su mundo dependía de ella. Y que tenía a otra mujer, también muy inteligente y fuerte, como guía.

Mi sueño hecho realidad, joder.

Merece la pena leer a Terry Pratchett desde muy jóvenes

Con esa primera lectura, me interesé en el señor que era capaz de crear una historia tan profunda alrededor de una niña como yo. Por eso, cada vez que Plaza y Janés publicaba un libro de la Saga del Mundodisco, corría a la librería con mi semanada para comprarlo. Después, con mi sueldo. Y ahora tengo la colección entera en papel y en ebook para releerla cada vez que me apetece, que es siempre.

Porque Pratchett es un escritor con la capacidad de hacerte pensar y reír a la vez.

Con sus páginas, he meditado sobre la muerte, la guerra, la democracia, la igualdad entre hombres y mujeres, el racismo, y un sinfín de temas más. Y todo, gracias a una prosa ágil y única, que me encantó con doce años pero que entendí siendo ya adulta.

La representación importa

Es muy triste pensar que, a mis doce años, era la primera vez que me sentía identificada con un personaje de una historia. ¡Y qué historia! Mi hermano, seguramente sin quererlo, me había dado a conocer un mundo nuevo: un mundo en el que las niñas podían decidir qué querían ser, tenían el derecho de luchar por hacerse un hueco en un mundo que no las quería y demostrar lo importante que era, para todos, que estuvieran ahí. Imagino que él pensaría que ese libro me gustaría porque estaba protagonizado por una cría. Y es cierto. Pero fue mucho más que eso. Fue el primer contacto que tuve con el feminismo, aunque yo no lo supiera. Con doce años, lo único que sabía era que yo podría llegar a ser como Eskarina. Si ella había luchado por ser maga y salvar el mundo, ¿qué cosas maravillosas podría hacer yo?

No me podéis decir que no es un ejemplo molón.

Por eso, prácticamente todos mis personajes protagonistas son femeninos. Para que las niñas vean que las mujeres también podemos salvar el mundo, y que, igual que los hombres, lo hacemos cada día. Como Eskarina.

Solo me queda dar las gracias a mi hermano, y decirle al Maestro que espero poder hacer por alguna niña lo mismo que él hizo por mí.

Carla

@CarlaCamposBlog

tumblr_inline_nlrm2cmZco1scgxmd_250-2

Imagen de Josh Kirby en Wikipedia

Anuncios

39 comentarios en “Mis protagonistas y Terry Pratchett

  1. Carmen Romeo Pemán dijo:

    Querida Carla: lo primero de todo, quiero decirte que me ha gustado mucho tu artículo. Y que estoy segura de que Terry Pratchett te está aplaudiendo desde su tumba y de que, si levantara la cabeza, te nombraría una de sus dignas sucesoras.

    Me ha encantado la pasión que pones en el descubrimiento de la obra de Pratchett, pero, sobre todo, la poderosa influencia que ejerce sobre tus preferencias literarias y sobre tus escritos. No he podido por menos que esbozar una sonrisa cuando he leído: “Por eso, prácticamente todos mis personajes protagonistas son femeninos. Para que las niñas vean que las mujeres también podemos salvar el mundo, y que, igual que los hombres, lo hacemos cada día. Como Eskarina”.

    No, no es que Pratchett te haya descubierto el feminismo. Es que la sensibilidad femenina la llevas tú dentro y eres capaz de apreciarla hasta en el mismo David John “Terry” Pratchett. Es maravilloso que digas que el sentido de lo femenino te venga de un escritor. A ver si con este tipo de reflexiones acabamos con el tópico de que las mujeres que hablamos de feminismo tenemos la mente sesgada.

    Le gusta a 4 personas

    • Carla dijo:

      Muchísimas gracias, Carmen. Para mí este hombre fue muy importante en muchos sentidos, pero creo que fue este descubrimiento el que ayudó a formar mi carácter. Y eso es muy importante.
      No sé yo si aplaude o no desde su tumba, pero con que esboce una sonrisilla me conformo 😉
      ¡Gracias de nuevo! :* :*

      Le gusta a 1 persona

  2. Diego Represas Costas dijo:

    Regimiento monstruoso, es uno de mis favoritos de Mundo Disco, Cartas en el asunto o Dinero a mansalva. Todos geniales y con un gran trasfondo de realidad. Me encanta la forma en la que explica las cosas y como es capaz de hacernos ver lo ridículas que son algunas de las situaciones que vivimos a diario. Los descubrí de adulto y no he parado de leerlos.

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      Gracias por tu comentario, Diego. Los tres que comentas me encantan, especialmente Cartas en el Asunto. De todas formas, creo que no hay ninguno que no me encante.
      ¿Has leído ya “La Corona del Pastor”? Sabe a despedida.
      Un abrazo y, de nuevo, gracias ^__^

      Me gusta

  3. Irina dijo:

    Buenas tardes Carla. Un buen amigo, que me conoce muy bien, me ha pasado el link con tu texto porqué sabía que me sentiría identificada contigo y tus palabras. Yo descubrí a Sir Terry Pratchett con la triología “El exodo de los gnomos” y caí inmediatamente, desde la primera página, rendida a sus piés. Tengo todos sus libros pero aun no he tenido tiempo de leerlos todos. Desde que falleció, siento que me los tengo que ir racionando pq no quiero ni imaginar el sentimiento de vacío q me quedará cuando lea el último sabiendo que no habrá más. El día que falleció, lloré. No podía dejar de pensar en lo injusto de su enfermedad. Qué ironía tan terrible de la vida, que una persona con una mente tan rica y una imaginación tan superdotada y maravillosa, fuera perdiendo sus recuerdos poco a poco. Todos sus mundos se fueron apagando al mismo tiempo. Podría estar horas así, porqué cuando se trata de TP soy pura pasión . Solo decirte, que me encantó “Ritos iguales” y que mis libros preferidos son todos aquellos en los que aparecen las brujas y los Wee free men : ).

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      Ay, Irina, muchas gracias por tu comentario. Ya sabía yo que somos muchas las que estábamos igual, buscando algún referente, y tuvimos la suerte de encontrarnos con el Maestro.
      Pienso como tú. La ironía detrás de su enfermedad es tan cruel que me deja sin palabras.
      Lo que está claro es que nunca morirá, porque nosotras repetiremos su nombre mientras nos quede aire en los pulmones.
      ¡Un beso!

      Me gusta

  4. Ana dijo:

    Me ha encantado la entrada. Mi primer libro de Terry Pratchett fue “Guardias, Guardias” , que me enganchó y sigue siendo mi favorito junto con la saga de las Brujas. Aún ahora me encanta descubrir paralelismos o reflexiones sobre el mundo real que se me escaparon en su momento.

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      Muchas gracias, Ana. ¡Empezaste por uno de los mejores! Creo que mi primer tomo de esta historia se llamaba “¡Guardias! ¿Guardias?” y me pareció genial. Es más: aunque Yaya ya no es una protagonista típica, con Vimes aprendí que los héroes también tienen sus lados oscuros. Fantástico, sin duda.
      ¡Un beso! Y gracias.

      Me gusta

  5. R. R. López dijo:

    Excelente artículo. Pratchett siempre ha sido víctima del prejuicio de los lectores “serios” hacia la fantasía. Y sin embargo puede ser uno de los escritores más humanistas y críticos con la sociedad que he leído.
    Por no hablar de la profundidad de los conocimientos científicos que plasma en sus obras.
    A mí me influyó tanto que me animé a escribir mezclando temas fantásticos y sobrenaturales con el humor.
    Y coincido en que el tratamiento que hace de los personajes femeninos es excelente, huyendo de los estereotipos del género fantástico.
    Porque la constante que predomina en sus obras es la naturalidad al tocar todos los temas: la igualdad de derechos, la muerte, la corrupción… Nada escapa a su pluma.
    Compartiré en redes, pero os pido disculpas porque desconozco vuestro usuario de Twitter.
    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      ¡Gracias! por el comentario, por el halago y por compartirlo. Mi usuario en twitter @bronte__, te sigo y hemos hablado alguna vez por ahí.
      Por lo que he podido leer, es cierto que tu escritura se nota influenciada por él. A mi me parece muy complicado, aunque no soy la persona más graciosa del mundo. Me parece que, quienes sois capaces de hacer humor por escrito, tenéis un don maravilloso.
      ¡un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  6. Ger dijo:

    Reciclo comentario anterior, y pregunto en voz alta ¿alguna vez alguien ha visto a Sir en primera línea del feminismo?¿Y en primera línea de la crítica al capitalismo?¿Y alguna vez en primera línea del anticlericalismo?¿Y alguna vez en primera línea del no a los abusos del poder?. La respuesta es no, porque el, en vez de denunciar, de vociferar, de levantar escándalo, lo ha retratado con su irónica mirada, escribiéndolo sobre losas de mármol, al igual que la dama hacía cuando hablaba.

    Esto no se arregla contándole consignas y eslóganes a generaciones venideras, esto se arregla leyendo a Pratchet y a otros como el, y entendiendo que eso no es ni Mordor ni Eldor, sino que es nuestro mundo, y que después de comerte 300 hojas, no sólo te has reído y has disfrutado, sino que en la esquina adecuada del cerebro se ha quedado una idea aparcada con la cual, la esquina derecha ha de elaborar una opinión, y un aprendizaje que, si se completa de la manera adecuada, va a ayunar a poner el mundo en una dirección mejor.

    Gran artículo!

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      ¡Gracias por tu comentario, Ger! Es cierto que no estaba en primera línea, excepto en la ayuda a los orangutanes con su fundación y el derecho a la muerte digna.
      Creo que todo el mundo debe luchar por sus ideales de la mejor manera que pueda, y Pratchett lo hacía con su pluma. Haciéndonos pensar. Para mí, como escritora, es la mejor manera que hay.
      ¡Un abrazo! Y muchísimas gracias de nuevo.

      Me gusta

  7. Carlos dijo:

    Tengo una biblioteca extensa y los libros de Pratchett son mi mayor tesoro. Es un santuario que me recuerda tener fe en la vida, en el ser humano. Espero poder decir que sus libros me hicieron mejor persona. Larga vida a su obra y a su recuerdo. Si alguien quiere intentarlo le recomiendo “ritos iguales” o “dioses menores”
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Carlos. La verdad es que es precioso. Me pregunto qué pensaría Sir Terry si supiera que gracias a él, muchos como tú recuperan la fe en esta cosa tan rara que llamamos vida. Seguro que debe de sonreír, y eso es mucho considerando que era un señor bastante gruñón.
      Coincido contigo, yo siempre recomiendo Dioses Menores. Es mi libro favorito del mundo entero, de hecho. Algún día haré una reseña, cuando me lo lea por enésima vez.
      ¡Un abrazo! Y gracias.

      Me gusta

  8. David dijo:

    Me encanta Pratchett, pero tengo muchos suyos aun por leer. Si te diré que desde que leí El Clan del Oso Cavernario con 13 años, siempre me han fascinado más las historias, escritas o filmadas, protagonizadas por mujeres. Me apunto el de Equal Rites.

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      ¡Qué bien, David! Entonces, estate al tanto cuando publique mi novela que quizá te apetece leerla, jejeje.
      Ahora en serio, Ritos iguales es fantástico, aunque todos los libros de la saga de las brujas tiene mujeres con un par de ovarios que da gusto leer.
      Espero que disfrutes de la lectura de lo que te queda de Pratchett, aunque no me cabe la menor duda de que lo harás.
      ¡Un abrazo! Y gracias.

      Me gusta

  9. Capitan Zanahoria dijo:

    Si te engancha (cosa que es bastante probable) pasas a formar parte de la religión pratchettiana. No es literatura infantil, o al menos no es solamente literatura infantil. Yo lo conocí ya crecidito (40) y te puedo decir que es el único escritor del que tengo toda su bibliografía en papel y digital a la que ya le he dado unas cuantas vueltas. Por cierto, yo te gano, tengo también un juego de mesa de Mundodisco.

    – HOLA
    – Hola
    – ES HORA DE MARCHARSE
    – Bueno… Déjame al menos pulsar el botón para enviar… click

    Le gusta a 2 personas

    • Carla dijo:

      ¡Noooo, Muerteeee, nooo! ¡No te lo lleves! Bueno, al menos le ha dado tiempo a enviar el mensaje.
      Si lo encuentras por ahí, Muerte, coméntale que estamos empatados porque yo tengo el juego de mesa de las brujas :p
      Y el libro de rol, también. Solo me hace falta encontrar un hatajo de frikis para echar una partidita.
      Y el del mundo disco no lo tengo solo porque está descatalogado, cosa que me cabrea bastante 😦
      Muchas gracias por tu comentario, Capitán Zanahoria, me ha hecho mucha gracia. Nos vemos paseando a la orilla del Ankh.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  10. Niuqech dijo:

    Acabo de llegar a tu blog gracias a este articulo. Volveré por aquí a menudo, sin duda.
    Me ha parecido genial el análisis y la reflexión sobre lo que leemos a ciertas edades cuando aún estamos formando esa hambre de libros que nos acompaña luego a lo largo de nuestra vida.
    Lo cierto es que en mi caso llegar a personajes femeninos con protagonismo y que no cayeran en el tópico fue una revolución. Entiendo que para una chica encontrar un referente que también sea mujer tuvo que ser la leche. Pero en el caso de los chicos es también una vuelta de la cabeza importante. De repente tienes referentes poderosos que puedes asociar a tus amigas y compañeras de una manera que la sociedad que te rodea no suele hacer. Los chicos también estámos sedientos de personajes mujeres que no beban del tópico patriarcal y creo que es importante que nos lo proporcionen tanto escritoras como escritores. Para que luego no vengan los típicos gilipollas a hablar de literatura masculina o femenina.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Carla dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Niuqech. Sabía que este post gustaría especialmente a las mujeres, y me encanta. Sin embargo, saber que la lectura de historias con protagonistas femeninos interesantes impacta también en los hombres, me gusta y me da esperanza. Últimamente me da la sensación de que hay un repunte del machismo, y creo que hace falta hombres como tú para combatirlo.
      Muchas gracias. Por todo. ¡Un abrazo enorme!

      Me gusta

  11. lorenadelaflor dijo:

    Gracias por compartir tu historia. Yo no tuve hermano mayor con tan buenos gustos pero no recuerdo que mi mundo infantil fuera tan horriblemente rosa como es hoy en día la literatura, series y películas para niñas. Estaban las princesas Disney pero a mí me gustaban otras cosas. Nunca sentí que hubiera algo que no podía ser por ser mujer. Pero hoy tengo una hija y no sé si en ella sí hará mella toda esta cultura cada día más diferenciadora de sexos y roles. Así que le he escrito un libro a mi hija pero también a mi hijo porque no piensan distinto, a ambos les gustan las aventuras y ambos tienen amigos y amigas. El que me gustaría que leyeran: http://www.lorenadelaflor.com/declaracion-de-principios/
    Llego aquí por un amigo que me ha recomendado tu entrada y no puedo estar más de acuerdo. A ver si podemos cambiar las cosas poquito a poquito :).
    Un abrazo,
    Lorena.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s